Un “pied-à-terre” en Madrid

Cada día son más las personas que viven fuera de la ciudad o incluso del país y que compran un pequeño apartamento como “apeadero” para cuando vienen a pasar unos días a la ciudad, o bien para alquilar y obtener una rentabilidad.

En ciudades como París y Londres, está práctica es habitual desde hace muchos años y actualmente también lo es en Madrid. Comprar una pequeña vivienda en un sótano o semisótano aprovechando los precios más asequibles pero siempre en los mejores barrios, les asegura un alquiler continuado que les de la mayor rentabilidad posible.

En estos momentos tengo entre manos un apartamento de 65m2 con dos dormitorios, dos baños y también un aseo. La reforma se ha realizado con mucho gusto. Se ha conseguido proveer de una buena luminosidad a la vivienda para darle toda la calidez que un piso de éstas características necesita. El edificio es señorial, con entrada de carruajes y conserje.

Quién se resistiría a una tener un pied-à-terre así en Madrid? Bonito no, lo siguiente!


NOTA: Imágenes vía Pinterest